Actualmente la ciudad cuenta con más de 420 mil árboles en las veredas y espacios verdes. La meta planteada por la Municipalidad para el 2030 es llegar a vivir en una ciudad con 1 millón de árboles, es decir, un árbol por cada rosarino. Y en promedio están plantando 20 mil árboles anuales.

Recientemente se realizó una plantación de mil árboles en el Bosque de los Constituyentes (ubicado en el noroeste de la ciudad), gracias a la participación de voluntarios.

Los árboles cumplen una función vital en las ciudades, aportan sombra, contribuyen a bajar las temperaturas, mejoran la calidad del aire, benefician la salud de los ciudadanos y reducen la contaminación sonora. Además, embellecen las plazas, paseos, parques y calles que los ciudadanos transitan diariamente.

Sin embargo a veces traen problemas a los vecinos porque ensucian las veredas o producen destrozos en viviendas cuando hay tormentas. Encontrar la forma de resolver estos inconvenientes preservando la naturaleza es la sugerencia para cuidar el medio ambiente.

Con respecto a las hojas de los árboles en las veredas, el consejo es embolsarlas y colocarlas en el contenedor; no está permitido quemarlas.

Ciudad sustentable

Para la intendenta Mónica Fein, “cada vez somos más los que queremos una ciudad de escala más humana, sustentable, donde haya muchos árboles, donde cuidemos nuestro humedal, el río Paraná, las islas”.

 “Una de las mayores fortalezas de este proyecto es generar voluntarios ambientales, ciudadanos comunes que se comprometen con el ambiente y lleven adelante acciones. Como es el caso de la plantación de las especies típicas en el Bosque de los Constituyentes, en 5 hectáreas que no estaban arboladas. Se anotaron en un sólo día 350 personas que vinieron a plantarlas; las mismas van a ser cuidados durante un año por empresas de la zona”, agregó Fein.

Bosque de los Constituyentes

Recientemente se realizó la plantación de mil árboles en el Bosque de los Constituyentes. El mismo abarca 260 hectáreas, de las cuales 20 están disponibles para el acceso público; está ubicado a 4 km del río Paraná, en el extremo noroeste de Rosario.

A través de una convocatoria del Voluntariado Ambiental Rosario (promueve la participación de los ciudadanos en acciones de sensibilización, cuidado y respeto ambiental), 350 voluntarios llevaron adelante la plantación.

La participación en el Voluntariado Ambiental tiene un carácter libre, gratuito y solidario. Las actividades de voluntariado se publican previamente en las redes sociales de la Secretaria de Ambiente y Espacio Público y en Rosario Noticias. A su vez, se abre una convocatoria a través de un formulario.

Plan forestal

Con el objetivo de llegar al millón de árboles para el año 2030, la Municipalidad de Rosario lleva adelante un plan forestal. El trabajo contempla 3 ejes: plantaciones, mantenimiento del arbolado urbano y participación ciudadana.

En este esquema de trabajo se priorizan las especies nativas como Jacarandá, Pezuña de vaca, Lapacho, entre otras.

Para fomentar la participación comunitaria se trabaja en la parquización de clubes de la ciudad. Se realizan plantaciones colaborativas en barrios, entregas de árboles a vecinos particulares y se trabaja con empresas e instituciones que quieren sumar ejemplares en sus predios.

Compromiso de todos

Por su parte, la secretaria de Ambiente y Espacio Público de la Municipalidad, Marina Borgatello, considera que “para transformar positivamente la realidad no sólo es importante que el Estado asuma el compromiso, sino también la sociedad y el sector privado”.

La plantación en el bosque fue la segunda iniciativa de voluntariado, la primera fue la limpieza del Ludueña, y fueron 50 voluntarios. La idea es hacer actividades cada 2 meses con distintos temas, en relación al voluntariado

El trabajo en conjunto es fundamental para seguir construyendo una ciudad sustentable, más cuidadosa del medio ambiente.