Por Lic. Belén Travesaro

En América Latina, y en el mundo, miles de personas se están sumando a un movimiento que se llama Sistemas B, que promueve una economía regida por los valores y la ética.

Plantea formas de organización económica que puedan ser medidas desde el bienestar de las personas, las sociedades y la Tierra.

Este movimiento no es guiado por ninguna ideología o persona en particular. Es motivado por miles de personas que quieren trabajar por un mundo mejor y no sólo por un salario.

A las empresas que quieren formar parte, se las evalúa en relación a estos valores y se le otorga la certificación Empresas B.

Nace en el 2007 en Estados Unidos y se trae a Latinoamérica en el 2012. Hoy hay más de 2500 Empresas B en el mundo y 65 en Argentina. Esta propuesta está llegando a Rosario de la mano de un grupo de empresarios que la está dando a conocer.

Cómo se certifica

Hablamos con Irene Berardo, una de las personas que está impulsado el movimiento en la ciudad, quien nos dio detalles del tema.

Una empresa certificada como B se compromete a generar un impacto social, ambiental y económico.  Y va a trabajar continuamente en perfeccionar su sistema de negocios para conseguir un mayor valor social”, explicó Berardo.

Se prioriza el propósito del negocio por sobre la ganancia. El éxito no está medido por su mayor rentabilidad sino por el impacto que genere en la sociedad.

Establece un sistema de puntajes donde se hace una evaluación integral de la empresa. En función del modelo de negocio y sus prácticas, se llega a un nivel mínimo de puntaje que es lo que permite lograr la certificación. A partir de ahí asumís un compromiso de mejorar. La recertificación es cada dos años y se otorga si se supera el puntaje inicial, agregó.

Empresas de Rosario

En la ciudad hay una empresa que ya cuenta con la certificación. Es Rosario Bioenergy SA, la cual produce combustibles líquidos biológicos (biodiesel) a partir de materias primas obtenidas de la producción agropecuaria y del reciclado de aceites vegetales usados.

Y hay dos que han comenzado el proceso para certificar: Veneta, que se ocupa de brindar soluciones para empresas en materia de impresión y digitalización y la agencia Fixit _una de las socias es Berardo_, que desarrolla proyectos de triple impacto: económico, social y ambiental.

Todas las Empresas B miden su impacto social y ambiental, y se comprometen a tomar decisiones considerando las consecuencias de sus acciones tanto en la comunidad como en el medioambiente.

Pasan a formar parte de un movimiento global de empresas que quieren hacer un cambio, utilizando la fuerza de mercado para dar soluciones a problemas sociales y ambientales.

Para más información se puede ingresar en sistemab.org