Por Lic. Belén Travesaro.

Una forma de obtener alimentos sanos y ricos en nutrientes es mediante la huerta agroecológica. Esta forma de cultivo se basa en la fertilidad del suelo y diversidad de especies.

“Cultivar una huerta agroecológica es trabajar a favor del medio ambiente, ya que no genera contaminación, se puede realizar con compost (una tierra que se obtiene reciclando residuos orgánicos) y busca la biodiversidad: no sólo abarca las hortalizas, sino también las aromáticas. Es implementar una seria de técnicas que nos permiten un producto de calidad y sano”, dice Carmen Tamburelli, técnica del Pro Huerta.

El programa Pro-Huerta es una política pública del INTA y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, destinada a la autoproducción de alimentos. Este año están cumpliendo 28 años ininterrumpidos.

Lo aplican en Rosario y Gran Rosario (Villa Gobernador Gálvez, Pérez, Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez, Puerto General San Martín). En comunas, municipios, escuelas y diversas instituciones, realizan un asesoramiento y se ocupan de formar a promotores para que después acompañen todo el proceso.

Consejos

A la hora de cultivar una huerta se aconseja en primer lugar evaluar qué espacio disponible se tiene, ya sea en un jardín o patio, y es indispensable que haya sol. Se puede hacer desde en un cantero de 2 o 3 metros cuadrados hasta un mayor espacio.

Es importante también trabajar el suelo mediante abono natural, tener diversidad de especies y sembrar las semillas de la temporada (las verduras de hoja como la acelga, achicoria, lechuga, perejil, se cultivan en invierno y verano, y hay especies más de temporada verano: tomate, pimiento, maíz, zapallo, berenjena).

“Los beneficios son diversos, no sólo la calidad del alimento que se obtiene, además el cuidado de la salud y el ambiente. Están a su vez los aspectos recreativos y económicos. Produciendo los propios alimentos se ahorra en las compras en el supermercado”, agrega Florencia Sosa, técnica del Pro Huerta.

Lo novedoso es que hay más interés en sectores urbanos, de quienes quieren cultivar en pequeños espacios, como el balcón o el patio, para obtener algún producto fresco para la familia.

Las huertas se crean en terrenos de distintas dimensiones: desde balcones en macetas hasta parques. Están los parques huerta que lleva adelante la Municipalidad, donde la se producen hortalizas no sólo para el autoconsumo sino también para vender en ferias.

Cultivar la huerta o comprar verduras orgánicas es una manera de contribuir con el medio ambiente y la salud.