Por. Lic. Belén Travesaro.

El costo de la energía, que proviene de los combustibles fósiles, es cada vez más caro. Además es un recurso escaso y contaminante. Por esta razón es tan importante realizar un uso eficiente de la misma, además de incorporar las energías renovables que se obtienen de fuentes naturales.

En la provincia de Santa Fe se viene llevando adelante un plan de eficiencia energética. Este abarca un programa para pymes: se otorgan subsidios a pequeñas y medianas empresas para la realización de diagnósticos energéticos de sus procesos productivos. Y una certificación para viviendas: etiquetado de eficiencia como el que poseen los electrodomésticos.

La finalidad es reducir el consumo, pero sin alterar los niveles de producción y calidad de vida.

Buen uso de la energía

“Eficiencia energética es el buen uso de la energía. Hacer lo mismo con menos recursos. Lograr condiciones habitacionales de confort con igual o menos energía de la que se está usando hoy en día”, explica el ingeniero químico Marcelo Leonardelli, titular de Tecnoverde, una empresa que ofrece cálculos de eficiencia energética.

“La energía sale cada vez más cara a nivel mundial y en particular en la Argentina. Esto obliga a pensar en un mejor uso de la energía en nuestras casas e industrias”, agrega.

Etiquetado de viviendas

El etiquetado de viviendas (o certificación de eficiencia energética de viviendas) tiene como objetivo brindar un valor adicional a la hora de alquilar o comprar un inmueble.

Al saber de antemano cuánta energía consume la vivienda, uno elegirá la que genere menos gasto.

Para esta certificación, que promueve la Secretaría de Estado de la Energía de la provincia, se califica energéticamente una vivienda. Se conoce cuánta energía requiere la misma durante un año, para satisfacer los requerimientos de calefacción en invierno, refrigeración en verano, producción de agua caliente sanitaria e iluminación.

 

Arquitectura

Al tener un diagnóstico de cuánto consume una vivienda, se pueden tomar medidas para mejorar la eficiencia energética.

Y a la hora de construir una casa, los arquitectos empiezan a tomar en cuenta estas cuestiones.

“Se busca aprovechar la energía del sol en el invierno y cubrirse del sol en el verano, usar vidrio doble para las ventanas, aplicar tecnología para aislar los ambientes”, ejemplifica Leonardelli.

 “En Rosario hay un código de edificación que incluye conceptos de eficiencia energética. Siempre es más barato aplicar durante el diseño toda esa tecnología, para que sea más barato el uso de la unidad habitacional”, explica.

En otros países como Alemania y España existen etiquetados de viviendas con un concepto similar al nuestro.

Industrias

También la provincia de Santa Fe está promocionando las auditorías energéticas destinadas a empresas y pequeñas industrias. “Muchas empresas se están volcando a analizar su proceso para ver como usan la energía en su producción”, comenta.

“Esto puede traer oportunidades para reemplazar motores que no son tan eficientes o usar energía que están siendo desperdiciada para otros procesos, detectar malos mantenimientos en equipos que hacen que funcionen a bajo rendimiento”, ejemplifica.

Conclusión

Conocer si estamos haciendo un uso eficiente de la energía, ya sea en la casa o industria, nos permitirá hacer los cambios necesarios para cuidar del recurso y reducir el consumo. Con medidas simples se puede lograr un ahorro económico