Más de 1.500 santafesinos se capacitaron desde 2016 en oficios como operador de biodigestor, instalación de calefones solares y gestión integral de residuos en el marco del programa "Empleos Verdes-Cuidar el planeta da trabajo". Se trata de una iniciativa del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para desarrollar proyectos sostenibles en el ámbito laboral, generando puestos de trabajo en empleos verdes y capacitando y recalificando, a través de cursos junto a la Secretaría de Estado de la Energía y el Ministerio de Ambiente, las competencias laborales de los trabajadores.

Por "empleos verdes" se entienden aquellos trabajos que contribuyen a preservar y restaurar el medioambiente en todos los sectores económicos. El concepto comprende las actividades laborales que mejoran la eficiencia energética y de las materias primas, limitan las emisiones de gases de efecto invernadero, minimizan los residuos y la contaminación, protegen y restauran los ecosistemas y apoyan la adaptación a los efectos del cambio climático.

Los cursos de capacitación que se dictan en empleos verdes presentan distintas variantes: al momento, se llevan realizados 52 cursos de capacitación en oficios verdes con una duración aproximada de entre 80 y 120 horas y tres talleres de visibilización de la temática realizadas en conjunto con la Organización Internacional del Trabajo.

La extensión territorial de los cursos del programa Empleos Verdes comprende once departamentos de la provincia: Rosario, Capital, Iriondo, San Jerónimo, San Lorenzo, General López, Caseros, San Martín, San Javier, General Obligado y 9 de Julio.

A su vez, cabe destacar que los cursos se llevan a cabo en conjunto con los municipios, comunas e instituciones de la sociedad civil.

Experiencia novedosa

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini destacó que "es muy importante poder mejorar la capacidad del gobierno provincial, de los socios ambientales y sociales, y de los centros de formación profesional relacionados con el tema para afrontar los efectos que un cambio hacia una economía verde tiene sobre la sociedad, y en particular, sobre el mercado laboral". Además, señaló que "Santa Fe picó en punta en esta temática, ya que tiene una herramienta promisoria con el programa Empleos Verdes para generar posibilidades de desarrollo de un nuevo escenario de nuestra economía, capacitando y recalificando a los santafesinos y santafesinas que, sin dudas, lo harán posible".

"Tenemos que ir hacia una economía y a la generación de puestos de trabajo amigables con el ambiente. Este programa contribuye a avanzar hacia estos objetivos porque estamos sumergiéndonos en horizontes nuevos de protección del trabajo y en el marco de las propuestas de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) en torno al futuro del trabajo", analizó Genesini.

Por último, aseguró que "es gratificante poder llevar a cabo estas políticas que vinculan distintas áreas del gobierno provincial, como la Secretaría de Estado de la Energía y el Ministerio de Ambiente, con la finalidad de dar respuesta a los nuevos requerimientos que van surgiendo en la sociedad. Los empleos verdes van a ir acrecentándose con el tiempo, porque, además de generar trabajo, preservan y restauran los daños que se han hecho al ambiente. Este es un nuevo desafío que nos planteamos desde el gobierno de la provincia y que hace a nuestra política de Estado en el área de Trabajo, donde buscamos generar alternativas para el trabajo decente".

Desarrollo de nuevos puestos

El desarrollo de los empleos verdes es un eje prioritario en la Agenda de Trabajo Decente de Santa Fe 2017- 2020. Dicha agenda, renueva el compromiso en materia de derechos y deberes laborales de la provincia de Santa Fe, y fue desarrollada de forma cuatripartita en el marco del Consejo Económico y Social. Entre sus objetivos prioritarios se incorpora el impulso de la capacitación laboral y la formación continua de los trabajadores considerando las transformaciones del mundo del trabajo, las nuevas formas de empleo y los requerimientos para un desarrollo socioeconómico sostenible que incluya la promoción e incremento de los empleos verdes. En ese sentido se desarrollan acciones que permitan identificar sectores productivos para idear estrategias que acompañen una transición hacia una economía verde, buscando conocer cuáles son las áreas y ocupaciones comprendidas en dichos sectores.

Relevamiento

Por su fuerte base agroindustrial, la provincia presenta una amplia disponibilidad de biomasa utilizable en la producción de energía y condiciones excepcionales para el desarrollo de las bioenergías. En ese sentido, el gobierno de Santa Fe junto a la OIT, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Probiomasa llevaron adelante dos relevamientos: uno en mapeo y calidad de los empleos del sector de bioenergías en la provincia y otro en simulación de escenarios energéticos.

En ese contexto, en 2016, se estudiaron 28 plantas activas en Santa Fe, divididas en cuatro subsectores: biodiesel, bioetanol, biogás y energía térmica. Los resultados del relevamiento exhibieron que el sector creó 829 puestos de empleos verdes directos y 4.446 de forma indirecta. La investigación muestra que las pequeñas y medianas empresas cuentan con el 30 por ciento de los empleos en el sector y tienen la capacidad de generar puestos de trabajo en todo el territorio provincial, para aprovechar la biomasa disponible en el territorio. Mientras que las grandes empresas tienen más capacidad para generar proyectos de bioenergía de gran escala, los cuales dependerán en gran parte, de las inversiones requeridas y de la disponibilidad de trabajadores calificados para dichas tareas.

Tarcisio Schaad tiene un pequeño tambo en Ibarlucea y considera que "los empleos verdes son el futuro". "Un día estaba en Facebook y en la página del Gobierno de Santa Fe vi que se iba a dictar un curso de operador de biodigestor y me anoté. Hace un par de años que quería hacer un biodigestor por mi propia cuenta pero tenía algunas dudas, entonces a medida que iba a las clases, también iba construyendo mi propio biodigestor", relata.

"El curso duró dos meses y el aprendizaje fue muy bueno. La prueba está en que hace diez meses tengo mi biodigestor funcionando y no tuve problemas, ninguna pérdida, nada", señala este santafesino que opera su tambo en soledad y que se entusiasma con el desarrollo de actividades que cuiden el ambiente. "Algo hay que hacer con los desechos, hay muchos desechos orgánicos que se tiran y pueden servir para producir energía. Yo he aprendido a usarlos tanto para cocinar como para alimentar un generador. Tenemos que seguir avanzando en esta línea", propone Tarsicio.

 

Fuente: http://ramcc.net/es/posts/view/339/la-provincia-de-santa-fe-apuesta-a-la-generacion-de-empleos-verdes